Gestionando emociones

¡Hola! Hoy traigo mi maleta con unas cuantas técnicas para compartir con vosotr@s; para gestionar vuestras emociones y ayudar a vuestr@s pequeñ@s a hacerlo. Espero que os sirva de ayuda.

Las emociones son una parte muy importante de nuestra vida pero la mayoría de veces las vivimos de forma inconsciente. Sabemos que estamos nervios@s o tristes pero no indagamos en el origen de esa emoción ni en cómo gestionarla para que no nos afecte de forma negativa. Hasta hace poco, yo vivía en ese piloto automático en el que no te enteras de la realidad que tienes delante, hasta que empecé a hacer yoga, a meditar y a estudiar inteligencia emocional.


La meditación me sirve a diario para conectar conmigo misma, con mis emociones aquí y ahora. Cuando meditamos se oxigena el cuerpo, la mente y el espíritu, todo se nutre de forma consciente, solo existe el momento presente. Sí, al principio es difícil si nunca la has practicado; vienen pensamientos, vienen sueños a la mente, recuerdos… ¡está bien! Deja que fluyan. Hemos venido al mundo para fluir, para disfrutar del presente y nuestro día a día, dejemos el pasado en el pasado y dejemos que el futuro llegue sin ansiedades. 


Con la practica del yoga he llegado a un mayor conocimiento de mi yo interior y de mi propio cuerpo. A mí nunca me ha motivado el deporte ni los gimnasios, me aburren, de hecho, pero con el yoga he descubierto que soy más flexible de lo que pensaba, más fuerte, más resistente… física, emocional, mental y espiritualmente. Todo un descubrimiento, vaya. De verdad que es una práctica muy completa y si estás haciéndolo de una forma consciente es mucho más efectiva y placentera.


Por todo esto, gracias a lo que he vivido y experimentado haciendo yoga, respirando y meditando, es por lo que decidí hacerme educadora de inteligencia emocional y  profesora de yoga para niños y familias. Ahora puedo transmitir (y transmito) a adultos y pequeños la importancia de las emociones en nuestro día a día a través de dinámicas vivenciadas y divertidas.

 

Gracias por haberte/me dedicado este momento de lectura. Namasté🙏💜


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *