Receta para una mejor relación con tu hijx: Fe, confianza y autocuidado

Ojalá fuera todo tan fácil como en los cuentos de hadas, pero la vida es muy distinta a como nos la han contado. Para mejorar la relación con tus hijos debes empezar por mejorar la relación que tienes contigo misma. Y es que si no dedicas tiempo a cuidarte difícilmente vas a poder cuidar de las emociones y necesidades de tus hijos como quieres y se merecen.

Nos olvidamos de que dependen de nosotras, y nosotras solo ponemos el foco en ellos. ¿Os suena esto, verdad?

Queremos que sean emocionalmente inteligentes pero nosotras somos las primeras que dejamos nuestras emociones en último lugar. 

Queremos que tengan autocontrol pero nosotras nos desbordamos cuando nuestras emociones se acumulan.

Queremos que sean autónomos pero seguimos haciendo por ellos todo lo que podrían hacer perfectamente solos.

Y la lista podría continuar, pero creo que el mensaje ha quedado claro. No somos responsables de nuestras emociones, es decir, no podemos controlar lo que sentimos, pero sí somos responsables de qué hacemos con ellas. Somos responsables de atenderlas, sentirlas y respetarlas. Y ¿para qué? En primer lugar para ser un ejemplo de gestión emocional equilibrado y sano para nuestros hijos e hijas, y en segundo lugar para poder atender, sentir y respetar sus emociones. El cuidado empieza por ti, el respeto empieza por ti y absolutamente todo lo que quieras para tu hijo/a empieza por ti.

Receta para una mejor relación con tus hijos/as:

¿Y qué mejor ingrediente para el autocuidado que el mindfulness? Con esta práctica de meditación nos enfocamos en el momento presente para dejar atrás todos los problemas que nos rondan la cabeza al menos por unos minutos al día. ¿Qué necesitas para empezar a practicar mindfulness?

El día 30 de Septiembre te lo contamos Eva y yo en el taller tan especial que hemos preparado. Aquí te dejo toda la información para que le eches un vistazo: Taller de Mindfulness: Cuidarnos para cuidar. Y si quieres apuntarte, rellena el formulario!

Abrazos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *