Cómo celebrar la navidad en el primer ciclo de infantil de manera respetuosa

De manera tradicional siempre que llegan estas fechas del año las educadoras de primer ciclo (y las de segundo ciclo también) nos dedicamos a preparar como locas el festival de navidad. Adornos, mural, canciones, villancicos, bailes, disfraces… Es un elemento más de nuestra rutina de mañana que hace que vayamos más estresadas y que estresemos más a los niños y niñas. ¡Y pobre de la que le toque hacerlo en dos idiomas distintos!

Nos sometemos a mucha presión porque el festival tiene que quedar PERFECTO. Lo van a ver las familias y no puede haber fallos porque en muchas ocasiones es el único ratito que tienen de ver a sus hijos «en acción» dentro de la escuela. Pero este año puede que sea diferente, la situación a nivel mundial con el covid-19 va a hacer imposible celebrar estos festivales, lo que por una parte es una pena y por otra es un alivio tremendo.

Los festivales suponen un buen momento para interactuar con los padres de esos niños y niñas que llevamos cuidando durante meses y que apenar hemos podido hablar con ellos más allá de la agenda o una tutoría, pero es cierto que ese día es un estrés total para nosotras y si nos lo podemos ahorrar mejor que mejor.

¿Cómo enfocarlo de manera respetuosa?

La navidad es una época preciosa, se pueden trabajar muchos valores y muchos aspectos sensoriales con los más pequeños. De normal la Navidad en una escuela infantil suele resumirse a preparar el festival y no hay tiempo de hacer mucho más, pero este año puedes enfocarlo de manera diferente, respetando las necesidades de juego y exploración de los niños y niñas.

Una gran opción sin duda sería invitar a las familias a pasar una velada agradable sin necesidad de obligar a los niños a bailar delante de todo el mundo, pero creo que este año eso va a estar complicado, así que te dejo aquí debajo unas cuantas alternativas para hacer con ellos en el aula, espero que te sirvan.

Decora el aula como si fuera tu casa:

Está bien hacer manualidades y pintar árboles y muñecos de nieve, pero yo soy de las que piensan que la escuela es una segunda casa y por lo tanto debería ser visualmente acogedora e incitar a la calma. No es necesario tener un árbol de Navidad al uso, pero puedes confeccionar uno de fieltro o pedir a las familias que aporten algo de decoración que no usen para ambientar tu aula, de esta manera también involucras a los padres.

couch-2597380_1920
piano-3851867_1920

Pon villancicos de todo tipo:

Si te apetece bailar un villancico con ellos (por ejemplo para grabarlo y enseñarlo a los padres) hay algunos infantiles muy bonitos, ¡pero no todo tiene por qué ser bailar! Existen canciones Navideñas que puedes poner como hilo musical de fondo para cualquier actividad sin que sean infantiles, eso creará un ambiente Navideño diferente. Michael Bublé, Mariah Carey y muchos artistas tienen listas enteras de reproducción en Youtube, o si lo prefieres también puedes poner canciones instrumentales.

Propón actividades sensoriales:

Ya sabes que los niños y niñas, sobre todo en los primeros años, conocen el mundo a través de sus sentidos, y la Navidad es una gran oportunidad para experimentar con ellos. Podéis jugar con nieve casera (mojando un pañal podéis hacerla), hacer un árbol de fieltro y decorarlo juntos, experimentar con masa para hacer galletas de Navidad (y si podéis hornearlas), o desenvolver regalos para que practiquen y desarrollen su motricidad fina.

christmas-cookies-2261480_1920
new-years-eve-2931330_1920

En cuanto a disfraces:

No les obligues a disfrazarse de elfo, pastor o angelito. En cambio, podéis jugar con ropa de invierno y así potenciar su autonomía a la hora de vestirse solos. A los niños les encanta ponerse y quitarse ropa, lo que no les gusta es verse obligados a llevar un disfraz incómodo con el que sí, están muy monos, pero no necesitan llevar.

Cuentos:

Utiliza esta maravillosa herramienta para introducir y explicar esta época del año. Hay muchos cuentos que tratan los valores de la Navidad, en cualquier librería o biblioteca los encontrarás. También puedes inventar tú uno propio para que se adapte todo lo posible a tus alumnos, hazlo sensorial con elementos que ellos puedan tocar, oler o escuchar. ¡Cuanto más vivenciados sean, más divertidos serán!

story-5239869_1920

¿Se te ocurre alguna cosa más? Déjamela en comentarios, te leeré encantada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *