Marta Giménez

¡Hola! Soy Marta, me alegra que estés por aquí.

Me presento: soy una educadora infantil valenciana que, después de varios años en las aulas de 0-3 años, tomó un camino paralelo a la educación formal.

Aquí abajo te cuento un poco de dónde vengo y cómo voy a ayudarte

Mi camino hasta aquí

He trabajado en escuelas muy diferentes entre sí (en cuanto a metodología, recursos, etc) pero la sensación en todas era la misma: «este no es mi sitio». Pensaba que probando nuevas escuelas al final encontraría mi lugar pero no fue así.

Decidí empezar en el camino del desarrollo personal, el autoconocimiento y la meditación para averiguar cómo ayudar a la infancia de una manera distinta.

Lo que me inspiró a emprender

Al conocer realmente mis fortalezas identifiqué fácilmente que tengo un espíritu emprendedor desde siempre; de pequeña ya jugaba a montar mi propia tienda de ropita de bebé (cuando nació mi hermano) y hacía mis propias tarjetas de visita. 

El espíritu emprendedor viene de familia: mi abuelo creó su propia empresa a los pocos años de mudarse a Valencia, con cinco niños en la espalda y un poco de dinero ahorrado. Ahora esa empresa la llevan mi padre y mi tío y son un referente en España dentro de su sector.

"Si mi abuelo pudo hacerlo, yo también puedo."

Darme cuenta de esto me empujó aún más a crear Marta Educadora Emocional y me motivó para conseguir mi objetivo

Ayudar a los niños y niñas a través de su cuidadora principal: mamá

✨Te acompaño en tu proceso de educación consciente, para que puedas darle a tu hijo o a tu hija la infancia que tú nunca tuviste.

✨Aprenderás a educar desde el respeto  y comprenderás las necesidades y emociones de tu hijo/a conectando en primer lugar con las tuyas.

✨Tú eres lo más importante de su vida, si tú estás bien, su mundo estará bien.

✨Te ayudaré también a conectar con tu infancia, ¿sabías que muchas de las emociones que ahora nos afectan tienen su origen en la infancia?

✨Encontraremos la forma de educar sin gritos, castigos ni amenazas, créeme que se puede, pero recuerda: todo comienza por ti.

✨Concédele una infancia feliz.